Berlintexx Café: pasa demasiado piola

Cuando llegas a vivir a Concepción, altiro se nota una inmensa diversidad en todos los tipos de tiendas, sin embargo los precios no son tan “democráticos.” Aquí cobra real importancia ese amigx que siempre tiene datos de “picás” (de lo que sea, comida, ropa y más).

Así es como conocí Berlintexx Café. Ubicado en el cuarto piso de la tienda homónima, pasa totalmente desapercibido al caminar por Barros Arana en busca de una buena cafetería. No hay grandes letreros que nos den la bienvenida, por lo que se trata de un local que -aparentemente- vive del “boca a boca”.

Injusto es decir lo de menos; al momento de bajar del ascensor en dicho nivel, lo primero que observamos es una cafetería con una estética similar a un local europeo de Starbucks, pero con precios razonables.

Amplios sillones negros que cobijan desayunos, onces, reuniones y sesiones de fotos. En cantidad superan a los de cualquier cafetería “de cadena”. En comodidad, igual. En esa línea, la mayoría de esos sillones tienen botones que permiten pedir la cuenta, entre otras funciones. Casi, porque no todo podía ser perfecto.

A tono con casi todos los locales de este tipo, cuentan con la prensa regional como “cortesía”. Sin embargo, que dicha selección solo contemple El Sur, la hace limitada, al igual que la de Starbucks con La Tercera, o Gioco con El Mercurio.

No suelo ser amigo de la atención dinámica/personalizada, pero en este local se torna amena y agradable. Más de alguna conversa sobre periodismo, turismo o que “pediré lo de siempre” compartí alguna vez con su personal. Bien ahí.

Foto por Fran San Martín – @fca_sanmartin

La combinación entre su decoración, con marcados detalles de madera y luces colgantes se mimetiza a la perfección con la vista que ofrece el ventanal hacia Barros Arana. No sería tan hermoso si estuviese ubicado una cuadra más allá (solo veríamos tulipas de colores).

Por Pablo Ortiz - @pabloiob
Quienes me conocen ya saben que amo el café. Bueno, en mi adicción a ese brebaje salí a recorrer una de las cafeterías más infravaloradas de Conce.
Espacio no-publicitario: PÁGUENNOS!

Finalmente, lo que a todos quienes nos preciamos de ser cafeinómanos nos debiese importar: la calidad del café. Nada que envidiarle a un Gioco (con granos de Café Haití y Vergnano) o el sobrevalorado Starbucks, aunque ciertamente el sabor es ligeramente más amigable en un Rendibú. No obstante, el precio de un Rendibú no es “ligeramente” más caro, sino bastante, y su atención es algo robotizada.

Si ya lo dije, lo vuelvo a repetir: su ubicación le juega claramente en contra. Punto a abordar (no a mejorar, pues eso significaría cambiarse de ubicación) mediante publicidad y letreros más llamativos. Mismo consejo para la tienda de ropa homónima. Se mimetiza entre PC Factory y Farmacias Ahumada.

¿Recomendable? Totalmente.

NOTA (1-10): 8

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *